Artritis: Todo sobre esta terrible patología

El termino artritis significa que es la inflamación de las articulaciones, ya sea aguda o crónica. Según al grupo que pertenezca presentará o no lesiones sinoviales. Es la zona en donde 2 huesos se encuentran. Existen más de 100 tipos de artritis, que afectan a los huesos, los músculos, las articulaciones y los tejidos que los sostienen. La artritis provoca dolor y rigidez, esta puede afectar a las personas de cualquier edad, al producirse una artritis se pierde la movilidad y puede llegar a deformarse. Si existe únicamente una arteria afectada tiene como nombre monoartritis, si son dos o tres arterias afectadas se les llamarían oligoartritis y si son más de cuatro se les llamarían poliartritis. La artritis duele, se hincha y también son calientes al tacto.

Síntomas de la artritis

La artritis

Los síntomas o signos de advertencia más comunes que se manifiestan en las articulaciones o en las zonas que las rodean son muchas. Si tiene alguno de estos síntomas y persisten por mucho tiempo es importante que consulte un médico. Los síntomas principales en esta enfermedad consisten en:

  • Dolor
  • Rigidez
  • Hinchazón
  • Dificultad al mover una articulación

Los ya nombrados son los síntomas principales, pero existen más síntomas como escalofríos, fiebre constante, tumefacción roja localizada, dolor y limitación de los movimientos articulares.

Suscribete para ver vídeos de remedios caseros! 

Causas de la artritis

La artritis involucra la degradación del cartílago. El cartílago normal protege una articulación y permite que esta se mueva de forma suave. El cartílago también recibe el golpe cuando se ejerce presión sobre una articulación, como sucede cuando una persona camina o trota. Sin la cantidad usual de cartílago los huesos se rozan. Esto causa dolor, hinchazón y rigidez. Dado a que existe más de 100  tipos diferentes de artritis y enfermedades asociadas, probablemente existan diversas causas, las causas de la mayoría de artritis son desconocidas.

Es imposible prevenir el riesgo de los factores que aumentan el riesgo de padecer artritis. Dichos factores son:

  • El material genético que se hereda de los padres
  • Un defecto en el sistema inmunológico, que normalmente protege al organismo para combatir la invasión de bacterias y virus
  • En algunos casos es posible que el sistema no responda de manera adecuada a la infección y en cambio, ataque a los tejidos que tiene el cuerpo

Rico pastel de queso 

Existen más factores que ayudan a desarrollar la artritis:

La artritis

  • Un defecto en el cartílago o en la unión de las articulaciones
  • Lesión o traumatismo en alguna de las articulaciones

Es cierto que no es fácil determinar la causa exacta de todos los tipos de artritis, pero por lo general, estas condiciones se desarrollan cuando se acumulan varios de los siguientes factores en una persona:

  • Edad: con el paso de los años, la fortaleza de los cartílagos empieza a disminuir y se presenta cierta incapacidad para poder mejorar con el paso del tiempo; es por eso que la edad se considera uno de los principales factores que nos hacen propensos a sufrir de artritis. Es importante tener presente que no importa si eres joven o un adulto, pues le puede dar artritis a cualquier persona; no obstante, es más factible que le de esta enfermedad a un adulto.
  • Peso: las personas que tienen mayor peso que el determinado de acuerdo a su edad y estatura, es un hecho que puede provocar la aparición de esta enfermedad, en consecuencia de la carga que deben soportar las articulaciones es mayor de lo adecuado. Una persona con exceso de peso, puede sufrir un desgaste más rápido.
  • Factores hereditarios: no es una verdad absoluta que la artritis se hereda inevitablemente, pero si aumentan las posibilidades de desarrollar la enfermedad si se presentan algunas variaciones genéticas desfavoreciendo al paciente.

Beneficios del diente de león 

Tratamiento para combatir

El objetivo del tratamiento contra esta enfermedad es disminuir el dolor, mejorar la función del área afectada y prevenir un daño articular mayor. Generalmente no se puede curar la causa subyacente. Para poder hacer un buen tratamiento ayudando al paciente, es inmovilizar la articulación inmediatamente en la posición más favorable para el caso de que se produzca una anquilosis o rigidez; en extensión y ligera separación para la cadera, en un ángulo recto para el pie, en extensión para la muñeca, en ligera separación para el hombro y en ángulo recto para el codo con una ligera rotación del antebrazo hacia adentro.

Los medicamentos o tratamientos para la artritis tienen diferentes resultados según el tipo de artritis que se padezca. Estos buscarán principalmente:

  • Reducir la inflamación
  • Aliviar un poco el dolor
  • Reducir los niveles de ácido úrico y prevenir los ataque de gota si estos se dan
  • Reducir la actividad del sistema inmunológico del cuerpo cuando daña las articulaciones u órganos en ciertos tipos de artritis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: