Amigdalitis: Remedios caseros

Hoy hablaremos de la Amigdalitis. Todos los días nuestras amígdalas están expuestas a todo tipo de infecciones, de virus y bacterias, que pueden afectar a nuestro sistema linfático. Todos los microbios que pueden estar en el aire, son los causantes de la inflamación de esta zona del cuerpo.

Este problema comienza a aparecer a partir de los 3 años de edad .Comienza a aparecer cuando se inflaman las amígdalas ubicadas al final del paladar y a los costados del inicio de la garganta.

Esta causa de la inflamación puede ser por causas virales o bacterianas. Las amígdalas sirven como una barrera como defensa de los gérmenes que puedan ingresar a la boca por el aire o los alimentos.

Cuando están infectadas su tamaño aumenta hasta comenzar a observarle puntos blancos que son pus, aquí en este momento podemos decir que tenemos amigdalitis.  Algunos síntomas son: dolor de cabeza, fiebre, malestar en general, molestias al deglutir, falta de apetito, ronquera, dolor de oídos, etc.

Aquí te vamos a enseñar algunos remedios caseros que podrás utilizar para aliviar y curar esta incomoda y dolorosa enfermedad. Estas son recetas naturales:

 Remedios para aliviar la amigdalitis:

Amigdalitis

# En una oye pon a hervir higos secos, dos cucharadas de miel, y esta infusión tómala 3 veces al día como un jarabe.

# Mezcla en leche tibia arcilla hasta formar una pasta blanda, colócala en el cuello, es muy buena.

# mezcla una taza de vino, una cucharada de miel y romero, realiza gárgaras tres veces por día.

# Mezcla el zumo de dos naranja con dos cucharadas de pulpa de aloe vera, bébelo en ayunas esta preparación.

# Mezcla media taza de agua con un cuarto de taza de vinagre de manzana, empapa un pañuelo y envuelve alrededor de la garganta déjalo hasta que seque.

#  En la licuadora coloca un rábano maduro cortado en tres partes, y tres trozos de piña, dos dientes de ajo y agua. Licua bien y toma esto en ayunas.

# En una taza de agua hierve una cucharada de flores de manzanilla y otra cucharada de salvia por 5 minutos, cuélalo,  con este líquido haz gárgaras cada dos horas.

# En la licuadora coloca medio litro de zumo de naranja, 4 dientes de ajo, 4 guayabas picadas, dos cucharadas de miel, y una rodaja de cebolla, mézclalo bien y toma este bebedizo un vaso cada 8 horas.

# Hierve una taza de agua añade un cucharada de romero, otra de tomillo, y una de cardamomo. Cuela, tómalo todos los días.

# Licua tres pedazos de piña, un plátano maduro, agua y dos dientes de ajo, bébelo en ayunas por las mañana.

# En una olla calienta tres cucharadas de vino blanco, una de miel, y un vaso de agua , enjuaga la boca tres veces al día.

# Haz gárgaras, con zumo de limón, recién exprimido con una cucharada de miel , por lo menos 5 veces al día, lava tus dientes después de colocarte el medicamento.

# haz un emplasto con hojas de salvia hirviendo, lo más caliente que se pueda, colócate luego un paño alrededor del cuello para que produzca calor.

# mezcla una cucharada de miel y una cucharada de vinagre de manzana y una taza de agua tibia tomar caliente.

#  Prepara con 3 zumos de zanahoria, media taza de agua y 6 fresas. Licua y bébelo.

# hazte infusión de tomillo, colócale el jugo de medio limón y una cucharada de miel, bébelo.

#  Mezcla el zumo de un limón con una cucharada de bicarbonato de sodio. Realiza gárgaras con esta preparación por lo menos de tres veces al día.

# comer dientes de ajo y cebolla crudo al día.

 Consejos para evitar la amigdalitis:

# Debes seguir una dieta adecuada, con verduras y frutas que te ofrezcan mucha vitamina C , que sirve para mejorar el sistema inmunológico.

# Aléjate de aquellas personas que estén enfermas para que no te contagies, si es alguien de tu familia, protege tu boca con tapa bocas, no pases mucho tiempo con él.

# Duerme por lo menos 8 horas al día, porque te ayudara a proteger tu sistema de defensas.

# Mantén tu casa siempre aseada, limpia, sobre todo después que te haya dado alguna enfermedad. Ventila los cuartos, cambia las sabanas, abre las ventanas, desinfecta el baño, los pisos, etc.

# No fumes.

# Bebe mucha agua todo el día, toma sopas, jugos naturales.

# Evita estar expuestos a corrientes de aire, y no permanezcas mucho tiempo con los pies y la ropa mojada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: