Como evitar el cáncer a temprana edad con una buena dieta

Evitar el cáncer a temprana edad: Los jóvenes pasan por muchos cambios físicos y sociales en la adolescencia, cada vez que van creciendo y volviéndose adultos. Estos cambios crean grandes oportunidades para la evitación del cáncer a temprana edad. Si se toman ciertas conductas y exposiciones en los jóvenes de hoy, podemos reducir sus probabilidades de que tengan cáncer y sufran en el futuro.

Evitar el cáncer a temprana edad: Algunas previsiones pueden ser:

Como evitar el cáncer a temprana edad con una buena dieta

  • Recibir la dosis de la inyección contra la infección del papiloma humano.
  • Tener una alimentación saludable y nutritiva
  • Realizar bastante actividad física.
  • La prevención y reducción de exposiciones nocivas.
  • Evitar de tomar mucho sol y el uso de camas solares en interiores.
  • Dejar el cigarrillo y cualquier otro consumo de droga.
  • Evitar el consumo del alcohol en menores de edad.
  • Evitar y prevenir la exposición a sustancias químicas.
  • Acotar la dosis de radiación en procedimientos médicos.

Evitar el cáncer a temprana edad: Recomendaciones de buenas dietas para prevenir el cáncer

Como evitar el cáncer a temprana edad con una buena dieta

– Cambio en los hábitos nutricionales: Restricción calórica, dieta variada y que cumpla con todas las recomendaciones de contenido de vitaminas, minerales, proteínas, grasas e hidratos de carbono.

– Evitar la obesidad para prevenir el cáncer a temprana edad. En la infancia la obesidad produce un desarrollo precoz e incompleto de los órganos reproductores, antesala del cáncer de los órganos reproductores.

– Disminuir la grasa de tipo animal en la dieta.  Las grasas de origen animal estimulan una buena producción de ácidos biliares que se mezclan con las heces y viajan hacia el colon donde son transformados en compuestos carcinogénicos por las bacterias de la flora intestinal.

Como evitar el cáncer a temprana edad con una buena dieta

– Regular la ingestión de proteínas de origen animal. Aparte de contribuir a subir los niveles de colesterol, ellas están contaminadas con bacterias, herbicidas, fármacos y sustancias tóxicas que son utilizados en la agricultura.

– Incrementar la ingestión de alimentos que contienen fitoestrógenos como la soja, leguminosas, frutos oleaginosos, y los cereales en general. Estos elementos son fuentes de isoflavonas que tienen gran poder antioxidante.

– Realizar ejercicio físico de forma sistemática. La actividad física sugerida consiste en caminar paso a paso ligero (6 km/h) tres veces a la semana mínimo, o realizar ejercicios aeróbicos como mínimo 20 minutos diarios. Los trajines domésticos o estar agitado en la vida cotidiana no es una manera de realizar actividades físicas. Estas actividades crean cansancio y agotamiento y no sustituyen a la actividad física sistemática.

Como evitar el cáncer a temprana edad con una buena dieta

– Consumo excesivo de frutas y verduras de hojas verdes  y vegetales de colores verdes y rojos. Estos son ricos y abundantes en sustancias antioxidantes como los carotenos. Sugerimos comer 2 ó 3 piezas de fruta y al menos una buena ensalada diariamente equivalente a una ingestión entre 400 y 800 gramos por día.

– Evitar ingerir carnes rojas y comidas de tipo animal especialmente los de muy alto contenido graso. Sugerimos consumir menos de 80 gramos diarios para que el aporte de calorías de este grupo alimenticio no supere el 10 % del total.

– Evitar asar los alimentos ricos en proteínas y vitaminas, en especial las carnes rojas pues se tiende a la formación de derivados de piridinas y carbonilos, sustancias potencialmente cancerígenas, para así evitar el cáncer a temprana edad
Si consume alcohol, se recomienda que se limite a dos copas o menos por día en los hombres, y a una copa o menos por día en la mujer.

En el caso del vino por sus probados efectos protectores se recomienda que se limite a una o dos copas al día.

Como evitar el cáncer a temprana edad con una buena dieta
– Limitar el consumo de comidas ahumadas, saladas y cocinadas directamente al fuego o humo ya que esto evitaría el cáncer a temprana edad. Las comidas ahumadas pueden tener algunos hidrocarburos policíclicos aromáticos que suelen ser carcinogénicos. La cocción directa elabora aminas aromáticas, sustancias que suelen ser también carcinogénicas. En la superficie de todas las carnes ahumadas se acumulan hidrocarburos como el benzopireno, un reconocido cancerígeno.

– Limitar la ingestión de comidas demasiado calientes o fríos. Ellos pueden ser irritantes para las mucosas.

– Mantener hábitos regulares, en cantidad y horarios a lo largo del día y de la vida para las comidas.

– Ingerir suficiente líquido a lo largo de todo el día.

– evitar el uso de sal como condimento para evitar el cáncer a temprana edad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: