Flexibilidad pura: los mejores ejercicios para mejorar tu flexibilidad

Si regularmente sientes dolores musculares sin explicación, y al intentar tocarte la punta de los pies no lo puedes lograr, entonces debemos decirte que sufres de un problema de flexibilidad. Practicar una serie de ejercicios para mejorar tu flexibilidad no te vendría nada mal, además su realización trae una serie de beneficios los cuales te presentaremos a continuación.

¿Para qué sirve la flexibilidad?:

Mayor salud muscular

Si careces de flexibilidad el resigo de sufrir tirones musculares, rompimiento de ligamentos o cualquier otra lesión en los tejidos aumenta considerablemente. Es importante resaltar que el estirar no solamente es útil para los deportistas. No estirarse de vez en cuando, podría llegar atrofiar los músculos de las acciones más simples, como el simple hecho de no poder levantar una caja.

Mejora la circulación

El estiramiento de los músculos ayuda aumentar el flujo sanguíneo mediante la limpieza del tejido muscular. De hecho, si casualmente has tenido algún tipo de lesión en las articulaciones, ejercicios de flexibilidad podrían acelerar el procedimiento y así ayudar a tu recuperación.

Mejora tu postura

Tener una rutina de estiramiento regular puede reactivar los músculos de la parte posterior de tu espalda, ayudando a mantener una postura adecuada para evitar daños en la columna. Reduciendo así el riego de contraer dolor en la espalda que incluso puede llegar a ser fastidioso y molesto.

Mejora el equilibrio y la coordinación

Representa un factor muy útil, sobre todo para las personas de mayor edad. El aumento de la flexibilidad proviene gracias al estiramiento de los músculos, lo cual ayuda a mejorar el equilibrio y la coordinación, lo que les favorece a la hora de realizar movimientos peculiares. De igual modo disminuye el riego de sufrir caídas, que a esta edad son muy graves.

Elimina el estrés

Después de una jornada matutina en el trabajo y en el hogar los músculos se encuentran tensos gracias al estrés que has arrastrado a lo largo de todo el día. Un buen estiramiento ayudara a relajar los músculos y así liberar las tensiones, esta es una de las mayores razones por la cuales las personas practican el yoga, gracias a que les ayuda a salir de todo ese estrés acumulado, causante de grandes enfermedades.

A continuación te presentaremos una serie de ejercicios para estirarse de manera adecuada y obtener los beneficios ya explicados

Primer ejercicio

Párate derecho, separa los pies a la altura del ancho de sus hombros, luego gira tu pie izquierdo y lentamente comienza a inclinar tu tronco hacia ese lado con los brazos totalmente extendidos. Haz que tu mano izquierda se mantenga sobre el talón y la derecha extiéndela mirando al techo, gira la cabeza hacia esa misma dirección y mantén esa posición por alrededor de 15 segundos, inhalando y exhalando lentamente. Repite el proceso por el otro lado.

Segundo ejercicio

Acuéstate boca abajo sobre el piso, con las piernas completamente estiradas y la palma de las manos mirando hacia el techo inhala y levanta tu cabeza, tronco, brazos y piernas lo más arriba que puedas. Mantente en esa posición alrededor de 10 segundos y luego baja a la posición inicial.

Tercer ejercicio

Siéntate sobre el suelo y extiende las piernas, respira profundo y mientras exhalas lleva el tronco hacia adelante hasta lograr descansar los antebrazos a cada lado de las pantorrillas. Si te resulta muy difícil llegar a esa zona, hazlo hasta donde puedas y con el tiempo quizás logres llegar, mantente así durante 10 segundos y luego podrás volver a la posición inicial.

Cuarto ejercicio

Separa las piernas a la altura del ancho de tus hombros, gira tu pierna derecha hacia afuera y con ella también tu tronco, eleva tus brazos sobre tu cabeza. Tu pierna derecha debe de formar un ángulo recto de 90 grados y la izquierda debe quedar completamente estirada. Mantén la postura por 15 segundos y repite luego con el otro lado.

Quinto ejercicio

Estando sentado o de pie, logra llevar tu cabeza hacia la derecha estirando el cuello lo más que puedas; mantenlo así durante 10 segundos y luego repite la acción al lado izquierda, hacia adelante y por ultimo hacia atrás.

Sexto ejercicio

Para este ejercicio se requiere que uses una mesa o silla la cual llegue al alto de tu cintura para que puedas apoyar la pierna sobre ella. Con tu mano intenta tocar la punta del pie o talón, si no puedes, llega hasta donde puedas, cuida que tus piernas estén bien estiradas y luego repite el acto por alrededor de 15 segundos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: